FRESE  
Buscar
 Contacto
Kieback&Peter Ibérica

Avda. Sur del Aeropuerto de Barajas, 28
Planta 4-2
28042 Madrid

 913 044 440
 913 272 755
 info@kieback-peter.es
www.kieback-peter-iberica.es


Departamento Técnico

 913 750 303/04
 consultas@kieback-peter.es
Argumentos para emplear el equilibrado dinámico en lugar del equilibrado estático
 

El ajuste de un sistema de equilibrado dinámico es más sencillo y rápido. El ajuste previo de las válvulas de equilibrado en función de los caudales de proyecto es todo lo que se precisa. No es necesario realizar ninguna medida de los caudales en las válvulas de equilibrado.

Una vez que las características de la instalación han sido establecidas, el único factor no definido es la posible variación del caudal real respecto al caudal de proyecto. Cuando se emplean válvulas de equilibrado dinámico desaparecen las incertidumbres referidas a la distribución de presiones en la instalación y en consecuencia a los kv calculados para las válvulas de equilibrado.

Solamente se precisan válvulas de equilibrado en las unidades terminales, no siendo necesaria su instalación en los circuitos primarios y secundarios de distribución ni en el circuito primario de impulsión.

Las unidades terminales quedan exentas de verse sometidas a caudales superiores al de proyecto sin que les afecten hipotéticas variaciones en la distribución de cargas en la instalación o incluso la modificación de la carga total. Sin embargo en una instalación equilibrada estáticamente es posible que, en determinadas circunstancias, aparezcan sobrecaudales en las unidades terminales que pueden llegar a alcanzar hasta el 300% - 400% del caudal de proyecto.

El caudal nominal puede cambiar en uno o más ramales de la instalación sin que sea preciso realizar un nuevo ajuste de las válvulas de equilibrado. En una instalación equilibrada estáticamente, si después de haber ejecutado la instalación se detecta algún error en relación a los datos de proyecto, solamente es posible volver a equilibrarla si se realiza nuevamente el equilibrado total de la instalación.

El equilibrado dinámico es más completo que el estático ya que el grado de precisión del caudal es de +/- 5%.

 

 

 

 

Una instalación equilibrada dinámicamente puede ser modificada, ampliada o renovada sin que sea necesario realizar ninguna modificación en la parte de la instalación que permanezca en su estado inicial. Sin embargo en el caso de que la instalación esté equilibrada estáticamente lo anterior implica un cambio total en el diseño de la instalación.

De lo anterior se desprende que las principales ventajas del equilibrado dinámico son las siguientes:

  • Un ajuste más rápido y sencillo.
  • Independencia de errores o incertidumbres en el cálculo de la distribución de presiones en la instalación.
  • Necesidad de un menor número de válvulas de equilibrado.
  • Garantía de que las unidades terminales no estarán sometidas a caudales superiores a los de proyecto.
  • Gran sencillez en el caso de que sea necesario realizar un reajuste de las válvulas.
  • Mayor eficacia.
  • Gran flexibilidad ante modificaciones posteriores en la instalación.

Como consecuencia de todo ello se obtienen los siguientes beneficios:

  • Instalación más económica.
  • Mayor confort.
  • Gran flexibilidad.
  • Ahorro energético.
  • Menores costes de mantenimiento y explotación.
 
Kieback&Peter Ibérica S.A.